5 consejos para dormir mejor

¿Tuviste un mal día? La mayoría de las veces, el mal humor no es el resultado de lo que sucede a tu alrededor, sino de un fracaso en una de nuestras principales tareas: el sueño.

Si tu cuerpo y tu mente no están completamente descansados, tus días no serán tan productivos como deberían ser. Según un estudio de la Universidad de Harvard, el intercambio de sueño por unas horas de actividad extra, es perjudicial para el cuerpo y tiene un impacto negativo en la mente. La nueva realidad y el teletrabajo, con poca división entre trabajo y descanso, también puede contribuir a un trastorno en el sueño durante la noche. Mantener hábitos saludables y mantener los patrones de sueño puede ser difícil. Sin embargo, tenemos algunos consejos y trucos fáciles para asegurarnos de que descanses lo máximo posible.

Duerme las horas necesarias 

Matt Walker, un científico y autor dedicado al estudio del sueño, expone que este es nuestro superpoder y soporte de vida. De hecho, en esta  TED talk  Matt va más allá y explica el inmenso impacto negativo que tiene la falta de sueño en los mecanismos de nuestro cerebro, en la creación de nuevos recuerdos, en nuestro sistema inmunológico e incluso en nuestro código genético. Pero también explica todos los beneficios que obtenemos al dormir lo suficiente.

Por lo tanto, al final, ¿cuántas horas por la noche debes dormir? La respuesta es… depende. La mayoría de la gente necesita de siete a nueve horas de sueño cada noche para disfrutar de todos los beneficios que el sueño puede ofrecerles. Sin embargo, algunas personas pueden necesitar más o menos.

La clave está en intentar escuchar (y sentir) tu cuerpo para darte cuenta tras unas horas de sueño que te despiertas con una verdadera sensación de descanso y energía para  comenzar el nuevo día sin el típico y recurrente cansancio al que muchas personas ya se han acostumbrado por no dormir muy bien.

Acuéstate  y despiértate siempre a la misma hora

Asegurate de que te acuestas y te levantas a la misma hora todas las noches y todas las mañanas, de esta forma permites a tu cuerpo que adopte una rutina sosegada. Y sí, esta rutina se ha de cumplir también los fines de semana.

El hecho de tener horarios no regulados no permite un descanso tan eficiente y las consecuencias de ello se observan en tu concentración y disposición al día siguiente. La clave para un patrón de sueño saludable es la continuidad. Así que elige un momento para dormir y despertarte y amoldate a él.

Practica ejercicio físico

Cómo estos últimos meses hemos pasado mucho más tiempo en casa de lo habitual, nuestros cuerpos, al final del día, pueden estar menos cansados. Por eso es importante seguir moviéndose y mantenerse activo para poder mantener un estilo de vida saludable y disfrutar de una buena noche de sueño. Apúntate a nuestras clases de yoga a última hora para relajar cuerpo y mente, o quema el estrés en alguna de nuestras clases de Hiit. Dicen que nadar en una piscina puede ser también relajante para prepararte previo al sueño.

Para ayudarte a mantenerte en forma y saludable incluso en casa, Urban Sports Club también tienes nuestras clases online en directo. Avisa a tus amigos y entrenad juntos cada uno en el salón, cocina o jardín de su casa.

Pero no subestimes la importancia de una buena noche de sueño después del ejercicio – porque el sueño es crucial para restaurar los músculos después de un entrenamiento. El mismo estudio que mencionamos al principio (Sleep and Health de la Universidad de Harvard) dice que «una de las funciones más importantes [del sueño] es proporcionar a las células y tejidos la oportunidad de recuperarse del desgaste de la vida diaria».

Apaga las pantallas

A medida que nos volvemos más y más dependientes del mundo digital, es más importante que nunca alejarse de estas pantallas cada día y permitir que la mente desconecte. Según la Fundación Nacional del Sueño (EE.UU.), el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir -como ordenadores, televisores y smartphones- puede afectar negativamente al sueño debido a los estímulos psicológicos y fisiológicos que proporcionan. El estudio muestra cómo el uso de este tipo de dispositivos antes de dormir retrasa el reloj interno del cuerpo, lo que suprime la liberación de melatonina, una hormona que induce el sueño, y dificulta el sueño.

Además, incluso las luces LED en el modo avión o los dispositivos de carga pueden afectar a la calidad de tu sueño. Así que si quieres tomarte este consejo muy en serio, carga tu teléfono, tablet y portátil fuera de la habitación y asegúrate de no fijar la vista en ninguna pantalla durante al menos una hora antes de irte a la cama.

Evite las siestas, el alcohol y la cafeína

Expertos en salud y consejeros del sueño de todo el mundo advierten del impacto de la cafeína en nuestros patrones de sueño. Cuando se trabaja desde casa, tener el café demasiado a mano, puede ser tentador. Pero créenos, ganarás mucho más evitando la cafeína, ya que no pondrás en riesgo tu sueño. Lo mismo ocurre con el alcohol e incluso el tabaco que, aunque aseguran una sensación de relajación en el momento, pueden perjudicar una buena noche de sueño.

Las siestas también pueden hacer más daño que ayudar. Por lo tanto, lo ideal es evitarlas, para no poner en peligro el sueño de la noche siguiente. Pero si realmente necesitas una siesta, trata de dormir como tope 30 minutos, para que el impacto en tu ciclo nocturno no sea tan grande.

Esperemos que estos consejos y trucos te sirvan de ayuda para tener una noche de sueño reparador. ¡No te olvides de ver nuestras clases presenciales y online en directo para seguir con tu rutina de entrenamiento! Dulces sueños…

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaría saber más sobre la oferta deportiva corporativa de Urban Sports Club?